Ciclista formada en el Huila ahora busca cosas grandes fuera de ella

Septiembre 20th, 2020 | by admin
Ciclista formada en el Huila ahora busca cosas grandes fuera de ella
ciclismo
1

La falta de apoyo y los problemas organizativos que ha tenido el ciclismo en el Huila, han sido un aliciente para que muchos ciclistas dejen de practicar este deporte o tengan que dejar el departamento para poder vivir de ello.

Casos como Harold Tejada o Laura Toconás figuran dentro de los casos más conocidos pero también hay otros menos conocidos pero que reflejan esta cruda realidad.

Esa es la historia de Carolina Lamilla, una joven nacida en Bogotá pero de padres opitas, criada en La Plata y donde comenzó su historia en el ciclismo.

“Yo comencé en el ciclismo a los 9 años, salíamos con mi papá a montar en bicicleta como recreativo y él me metió a una carrera de puros hombres, les gané y él dijo que yo servía para ello”, mencionó.

Si bien es de Bogotá, ella es de padres huilenses y se crió en La Plata, donde nació su talento hacia el ciclismo.

Su recorrido en el Huila

Debido a que se corren pocas competencias en La Plata, Carolina llegó a intervenir en eventos por todo el departamento, además de hacer presencia en algunas pruebas en Putumayo e incluso vencer en el Valle.

Casi todo el Huila lo recorría en bicicleta, fui campeona de la Vuelta al Valle corriendo por el Huila, donde estuve apoyado por una bicecletería llamada Ciclo Cerón”, recordó.

El paso a Bogotá

Luego de ese triunfo y a los 14 años de edad Carolina regresa a Bogotá, esto por iniciativa de su padre quien, persuadido por un ex ciclista profesional, la lleva a la capital con el fin de progresar en lo deportivo.

“Pedro Saúl Morales le dijo a mi papá que si yo quería salir adelante, me tocaba ir a las ciudades más grandes como Bogotá, Medellín o Boyaca, como teníamos familia en Bogotá fuimos a Bogotá; en el Huila solo contaba con el apoyo de mis padres, nos tocaba golpear puertas para poder reunir dinero y poder correr…por ese motivo me fui porque no apoyaban”, mencionó.

Ya en Bogotá, Lamilla se incorporó al club Ciclo Monserrate, con la que fue subcampeona distrital y nacional, cuarta en la Vuelta al Valle pero mantuvo un tiempo detenida debido a que le robaron su bicicleta.

Superado ese percance, la deportista de arraigo opita cambió de club y se fue al Club Ciclo Soacha, donde fue podio en los campeonatos departamentales además de hacer presencia en eventos como la Clásica Esteban Chaves o la Clásica a Soacha.

En Bogotá logró varias figuraciones pero ahora se encuentra en Boyacá.

Ahora en Boyacá

Nuevamente la falta de apoyo ha hecho que la corredora tenga que migrar, ahora en Boyacá, donde hay un apoyo mayor hacia el ciclismo femenino, lleva un año en dicho territorio, donde corre con una escuadra de Ramiriquí y de la mano del ex ciclista Mauricio Soler.

“Llevó un año aquí, las cosas me han salido bien y si Dios nos los permite, buscamos correr Tour Femenino y Vuelta a Colombia”, mencionó Lamilla quien reconoció que este 2020 no ha sido fácil por la pandemia del COVID 19 pero ha aprovechado dedicándose a sus estudios y entrenamiento en casa.

Salimos a entrenar normal, con los protocolos de seguridad, estamos preparando el Tour Femenino y la Vuelta a Colombia, esperar a que nos vaya bien, ese es nuestro objetivo”, concluyó.

One Comment

  1. Claudia Osorio says:

    Más apoyo para el ciclismo femenino este deporte para las mujeres es más duro q en los hombres y hay más apoyo para los hombres las mujeres nesecita el mismo apoyo el mismo sueldo todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *