Pese a que el año pasado descendió a la segunda división, Utrahuilca tendrá en este 2019 la gran oportunidad de redimir su participación en la primera división de fútbol sala, esto luego de la supresión de la categoría de ascenso.

Ahora los dirigidos por Julián Cárdenas buscan, en este año, no solo mejorar lo del año pasado, también buscar la clasificación a la siguiente fase.

«Quedamos ubicados en el grupo D junto con Leones de Nariño, Saeta, Meta, Real Cundinamarca, Universidad Sergio Arboleda, Condor y D’Martin», dijo el estratega.

Para este año el torneo se dividirá en grupos de ochos equipos, de los cuales clasifican los cuatro primeros a la siguiente fase, además de un intergrupos donde se jugará con el Tolima, fuera de eso solo habrá un campeón por año.

La nómina: la gran tarea

Frente a eso se viene trabajando el tema de la confección de la nómina y para el cual se busca tomar cautela para contar con los mejores elementos y mejorar lo hecho el año pasado.

A ello se le agrega que el panorama del descenso para este año, tiene tintes casi apocalípticos para los participantes, de ahí que se debe trabajar detenidamente pensando en un buen torneo.

«Queremos afianzarnos y mantenernos en la categoría porque este año descienden ocho equipos y de descenso no sería para conformar una B sino par desaparecer, esperemos que no sea así y que siga creciendo el futsal año tras año», declaró Cárdenas.

Para ello se busca afrontar con una nómina base con jugadores sub – 21 además de seis jugadores elite y dos refuerzos, en ese sentido se viene dialogando con un extranjero para tal fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *